Viviendas bioclimáticas

En Tenerife se encuentra la mayor exposición del mundo de viviendas construidas con criterios bioclimáticos, es decir, con tecnologías que permiten ahorrar recursos naturales al tiempo que mantienen en el interior unas condiciones climáticas agradables. Se trata de una urbanización del sur de la isla, ubicada en la costa de Granadilla, que comprende 25 viviendas unifamiliares distintas, cuya construcción surgió como resultado de un concurso internacional convocado en 1995 por el Cabildo de Tenerife y el Instituto Tecnológico de Energías Renovables (ITER). El objetivo era encontrar soluciones para reducir los gastos de energía y agua al mínimo, y usar energías renovables y plantas de tratamiento para abastecer todos los consumos de la vivienda (electricidad, agua…).

Al concurso se presentaron casi 400 anteproyectos, de arquitectos de 38 países, de los que se seleccionaron para su ejecución 25 propuestas diferentes que permitirían el estudio y comparación de las distintas soluciones y la determinación de las más eficientes.  Para ello, cada casa tiene varios sensores internos (temperatura, humedad, CO2, partículas en suspensión, flujos de aire, etc.) y externos (estaciones meteorológicas que miden radiación solar, temperatura exterior, presión, humedad y partículas), y contadores de consumo y producción eléctrica según las fuentes de procedencia (paneles FV, turbinas eólicas, otras energías renovables y red eléctrica). Los datos de cada vivienda se registran en un ordenador central, el cual procesa la información. Los resultados obtenidos en este laboratorio permiten obtener unos patrones de diseño aplicables a otras construcciones en climas similares.

Catalogadas como “Casas Emblemáticas”, debido a su aportación cultural, particularmente desde el punto de vista arquitectónico,  poseen un diseño moderno, fresco y luminoso. Casi todas las casas están diseñadas según patrones de la arquitectura local, con el objeto de conseguir la máxima integración en el paisaje, y todo en ellas está pensado para lograr el mayor ahorro posible: la orientación, la distribución, la forma, los materiales, e incluso el exterior; todo ello sin perder calidad de vida.

Es curioso ver cómo en los techos, fachadas y otros elementos constructivos se han integrado perfectamente los sistemas fotovoltaicos para la generación de energía eléctrica, la cual es perfectamente aprovechada mediante diferentes sistemas: materiales que evitan las pérdidas de calor o frío, ventanas alzadas, parasoles, tragaluces, e iluminación lateral que aprovechan mejor la luz natural, además de bombillas de bajo consumo y dispositivos fotoeléctricos y de presencia, que ahorran entre un 10 y un 80% de energía. En cuanto a los electrodomésticos,  tienen la mayor clasificación energética posible. El abastecimiento de agua de consumo y de riego se hace por medio de una planta desaladora de ósmosis inversa y una depuradora, a través de tres redes de distribución. El  agua caliente sanitaria se obtiene por medio colectores térmicos de radiación solar, adaptados a los distintos diseños. Para utilizar de la forma más racional posible el agua, en las viviendas se han instalado griferías con aireadores y reductores de caudal, cisternas con interrupción de descarga o doble pulsador. Y  gracias a sistemas de doble circulación del agua, esta se puede reutilizar para otros usos.

El exterior de las casas también está pensado de forma que contribuya a su refrigeración; así,  fuentes y estanques en algunas de las viviendas favorecen la humidificación del aire de los alrededores. En los jardines se ha utilizado vegetación autóctona, aunque en cada casa son distintos para adaptarse al diseño de la edificación.

Pero todo este esfuerzo de diseño y construcción no serviría a los objetivos previstos si las casas no estuviesen ocupadas y no se pudiese evaluar el funcionamiento real de cada vivienda.  Por ello existe un régimen de alquiler que permite ocupar de forma temporal estas curiosas casas, obteniéndose así datos reales no sólo de la producción y consumo, sino de las  observaciones y sensaciones de los inquilinos como datos de interés para el proyecto. Es posible realizar la reserva  directamente en la página web: http://casas.iter.es/en

Además de la posibilidad de alquilar, existen visitas guiadas a esta Urbanización y un Centro de Visitantes diseñado por el ganador del Concurso, César Ruíz-Larrea, donde se facilita información sobre los resultados obtenidos de la monitorización de las viviendas y otras áreas de este Instituto Tecnológico.

No se pierda la oportunidad de conocer este enclave único en el mundo, en el que podrá comprobar de primera mano la aplicación de muy diversas técnicas bioclimáticas mientras disfruta de la tranquilidad de su idílico entorno.

Esta página también está disponible en: Inglés

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies