Rambla de Castro

La Rambla de Castro es un espacio natural protegido de 45 hectáreas, un enclave de gran valor paisajístico y natural situado en el norte de Tenerife, en la costa del municipio de Los Realejos. Una red de senderos recorre la escarpada costa realejera entre palmerales y abundantes nacientes de agua. Entre sus palmeras se puede ver la casona de los Castro, a los que les fue entregado este terreno en la repartición de tierras que tuvo lugar tras la conquista de la isla por la corona de Castilla.

Inicialmente dedicada al cultivo de caña de azúcar, daría paso muy pronto al más rentable cultivo de la vid. Las transacciones se realizaban en las pequeñas calas de la zona, que eran atacadas frecuentemente por corsarios, lo que provocó que en 1808 se construyera la batería del fortín de San Fernando. Contaba con cinco cañones de los cuales se conservan tres, que se pueden ver hoy en día en una atalaya situada al final de uno de los senderos. Desde este punto se observan también las ruinas de otra  edificación colgada en el acantilado y la llamada “casa del agua”.

El sendero comienza junto al Mirador de San Pedro y el final se encuentra junto al Hotel Maritim, después de un recorrido por la parte alta de los acantilados costeros de la zona. Para llegar se debe tomar la autopista del norte TF-5 y desviarse pasado el km 41, señalizado como Mirador de San Pedro. Desde allí se puede observar gran parte del espacio protegido. Ademas hay un bar-restaurante y un puesto de bocadillos, agua, donde poder adquirir víveres. A lo largo del camino también se encuentran varias fuentes de agua.

Otra opción es el recorrido corto, simplemente bajar desde el mirador de San Pedro, recorrer los senderos que surcan la propia rambla y su entorno y regresar de nuevo subiendo al mencionado mirador, desde el que se puede observar un paisaje extraordinario de la costa norte de Tenerife, con las fincas de plataneras y una costa perfilada y erosionada por el fuerte oleaje, dando lugar a un hermoso contraste azul y verde. La Rambla de Castro constituye un enclave de extraordinaria belleza paisajística y valor natural, con una frondosa vegetación donde destacan las palmeras, las tabaibas, los orobales, sauces, lavandas, siemprevivas y otras plantas endémicas, junto con otras especies foráneas asilvestradas como un gran laurel de indias, cañas, juncos, etc. En conjunto resulta una vegetación muy variada dependiendo de si se está en el propio barranco o en las laderas que lo circundan. En la cabecera del barranco de Castro se encuentra el naciente llamado “madre del agua”.

Dentro de este espacio hay numerosos senderos, marcados por filas de piedras y barandas de madera, que permiten realizar numerosos recorridos y llegar a rincones de singular encanto, donde  descansar oyendo el rumor del agua, la vegetación movida por la brisa y el canto de los pájaros (canarios, mirlos, tórtolas, etc.). Es recomendable llevar un buen libro para disfrutar de una excursión completa. Para llegar al naciente de madre del agua, al igual que para llegar al fortín con los cañones hay que tomar desvíos, que cuentan con indicación.

El paisaje costero que rodea al espacio natural genera un contraste paisajístico espectacular. La costa es abrupta, muy erosionada y con bajas  y roques que han quedado aisladas de la costa al resistir mejor el proceso erosivo. Sólo en las pequeñas ensenadas más abrigadas se forman playas de cantos rodados (callados), que incluso llegan a cubrirse parcialmente de arena en los meses de verano cuando el mar está en mejor estado. En el extremo más occidental hay un pequeño embarcadero al pie del acantilado, al abrigo que proporcionan los roques y bajas de la zona. En este sector podemos encontrar con frecuencia pescadores de caña apostados en los roquedos.

En cuanto al recorrido largo hasta el hotel Maritim, al no tratarse de una excursión de gran dificultad, permite deleitarse con la infinidad de detalles que el paisaje ofrece. El camino comienza sobre un firme ancho y empedrado, por el que muy pronto se deja a la izquierda la recién restaurada Ermita de San Pedro, del siglo XVI. A lo largo del sendero aparecen multitud de desviaciones o senderos, lo que permitirá realizar diferentes excursiones. La visita a la hacienda de los Castro es interesante ya que data del siglo XVI y, aunque sus dependencias estén cerradas, se pueden visitar sus amplios patios y estancias exteriores en forma de pequeños jardines, así como unos antiguos lavaderos que usaban los criados y una escalera de madera exterior que termina en un balcón.

El sendero principal se dirige hacia la costa oriental del municipio y, pasado el Barranco de Castro, se sigue el camino marcado. Ya en la parte final del paraje de la Rambla de Castro, antes de cruzar un gran puente de hierro que salva el Barranco de Palo Blanco, se inician los  escalones que descienden hasta la zona de las cascadas de la Gordejuela. Ahí se encuentra la Casa de la Gordejuela (casa del agua), antigua estación de bombeo de agua que albergó, en el año 1903, la primera máquina de vapor instalada en la isla y que era utilizada para elevar el agua que surgía de los nacientes hasta un embalse situado a dos kilómetros de distancia.

Todo el recorrido está muy bien indicado, el único punto donde existe posibilidad de perder el camino es en el paso por la urbanización “La Romántica”, aunque está indicado mediante carteles de color verde que permiten guiarse. A continuación el camino desciende hasta alcanzar el hermoso paisaje de la Playa de los Roques, donde los impresionantes roques horadados por la erosión crean una estampa espectacular. Llega un momento en que el sendero se bifurca en dos, de frente permitirá bordear por alto la gran playa de callaos que termina bajo el Hotel Maritim, donde finaliza el recorrido. La vuelta se realizará por el mismo camino.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR