Los mercados municipales y mercadillos del agricultor

Las ciudades y pueblos de Tenerife cuentan con mercados municipales y mercadillos de abastos con encanto y una gran variedad de productos locales e importados. Puestos de verduras, hortalizas y frutas, de flor ornamental cortada y de plantas vivas, de plantas medicinales y aromáticas, carnicerías, queserías, pescaderías, panaderías, bollerías, de legumbres y grano, etc. se entremezclan formando un pintoresco, colorido y aromático mosaico. Las pescaderías suelen estar situadas aparte y en algunos mercadillos del agricultor no están presentes. Destacan las verduras, hortalizas y frutas por las especiales peculiaridades que presentan estos productos en Canarias y en Tenerife en particular, con una notable diversidad de producciones locales que varían según la temporada. Una rica mezcla de especies de origen europeo y americano que se han aclimatado a las diferentes condiciones ambientales de las islas, destacando una gran variedad de frutas tropicales y de tubérculos.

Entre las verduras y hortalizas, junto a productos que podemos adquirir en cualquier mercado europeo, tales como coles, calabaza, cebollas, espinacas, alcachofas, tomates, zanahorias, etc., y otros de origen americano como la yuca, nos encontramos con verduras muy usadas en el archipiélago canario como los berros y variedades locales como las cebollas rojas que tienen una gran calidad. Pero es en los tubérculos donde la riqueza de productos y variedades locales es mayor y con un marcado sello tinerfeño en muchos casos. Se pueden adquirir ñames, un tubérculo que procede de áreas tropicales, pero que se cultiva desde hace siglos en las islas Canarias occidentales, incluyendo la zona de Anaga en Tenerife, una gran variedad de batatas y sobre todo de papas de muy alta calidad, destacando las llamadas papas negras y papas bonitas, y otras variedades exclusivas de Tenerife que en conjunto se denominan “papas antiguas”, que recuerdan a las papas de la zona andina americana. Éstas son las papas más caras y de sabor más particular, siendo ideales para preparar las típicas “papas arrugadas” que se consumen acompañadas de los tradicionales mojos verdes y rojos, los primeros preparados a base de cilantro o pimienta verde y los segundos con pimientas rojas, picantes o no, productos que también se encuentran en los puestos de los mercados.

Las frutas, junto con las verduras y flores, le aportan a los puestos de los mercados su colorido y exotismo tropical. Frutas y verduras, bien ordenadas en los estantes, componen un cuadro multicolor que atrae al comprador. Junto a las diversas variedades de manzanas, naranjas, uvas, melones, sandías, granadas y otras frutas tradicionales europeas, resalta el color amarillo de los plátanos canarios, una de las principales producciones agrícolas de la isla que se exporta en gran cantidad a los mercados europeos, junto a otras frutas tropicales como aguacates, mangos, papayas, piñas, carambolas, guayabos, parchitas o maracuyá. Todos estos frutos tropicales se producen en las islas debido a que los árboles y plantas se han adaptado a las condiciones benignas y diversas del clima canario, de forma que las más exigentes con la temperatura se producen principalmente en los sectores más cálidos. El aguacate y la papaya se cultivan bien en la zona costera y de medianías de toda la isla, mientras que el mango es más exigente y se da mejor en las comarcas del sur y en las zonas costeras de los valles abrigados. De todos estos frutos existen diversas variedades, diferentes en sabor y calidad, que también se producen en diferentes épocas del año. Estos frutales se cultivan desde hace mucho tiempo en las islas y su cultivo se ha ido extendiendo, particularmente en el caso del aguacate y la papaya. La excepción es la piña, introducida en época más reciente y que actualmente se cultiva sólo en la isla de El Hierro, constituyendo una de sus principales productos agrícolas que se exporta a los mercados del resto de las islas. Todas son excelentes para su consumo en fresco, en zumos o batidos. Aparte de por su contenido en vitaminas, algunas destacan por tener propiedades muy particulares, así la papaya y la piña contienen enzimas digestivas muy conocidas como el complejo papaína y bromelina, respectivamente. Por su parte, el aguacate contiene una gran cantidad de ácidos grasos muy beneficiosos para la salud.

Sin duda es aconsejable visitar estos coloridos mercados, reconocer y adquirir sus productos. En el caso de las frutas y verduras, al igual que en otros como el pescado, lo más recomendable es adquirir los de temporada que, además de estar en su momento más apropiado para el consumo, bajan de precio debido al incremento de la oferta. Una actividad diferente para sus vacaciones que le dejará con un gran sabor de boca* ¿Se entiende esa expresión?

Esta página también está disponible en: Inglés, Alemán

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies