Flyboard

El Flyboard está de moda. Y no es de extrañar, ya que este deporte náutico promete sensaciones increíbles. La posibilidad de volar sobre el agua, sumergirte en ella y hacer todo tipo de piruetas se hace realidad con este deporte. Con tan sólo visualizar alguno de los múltiples videos que circulan por la red se hace evidente que el Flyboard supone una experiencia única. En octubre de 2012 tuvo lugar el primer Campeonato del Mundo, en Doha (Qatar), y en pocos años ha ganado una gran cantidad de adeptos.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento del Flyboard es relativamente sencillo. Se basa en una moto de agua convencional, que recoge agua por la proa para a través de una turbina expulsarla a gran presión por la popa. Esta salida va conectada a una manguera que canaliza toda esa presión bajo una tabla de propulsión. Además, un par de pequeños propulsores instalados en las botas del piloto absorben el agua para luego expulsarla con gran potencia.

Al contrario de lo que pueda parecer a simple vista su aprendizaje no conlleva gran dificultad, y la mayoría de quienes lo practican por primera vez logra volar en los primeros intentos. No requiere una especial condición física y cualquiera puede practicarlo, sólo es necesario que te guste el agua y ganas de pasarlo bien.

Esta página también está disponible en: Inglés, Alemán

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies