Cruz del Carmen – Punta del Hidalgo

Anaga es una de las partes más antiguas de la isla. Este espacio natural protegido ofrece un paisaje espectacular y una gran diversidad natural, resultado de la propia orografía, y de los diferentes ambientes, que van desde el más húmedo y lluvioso en las partes altas hasta aquellos de elevada insolación y escasa pluviometría.

Entre los hábitats naturales de Anaga se encuentran algunas de las mejores manifestaciones de los ecosistemas canarios. Destacan por su buen estado de conservación los bosques de laurisilva de sus cumbres.

El punto de salida de este sendero es la Cruz del Carmen. Este lugar era parada obligada para los vecinos de Anaga en su trayecto hacia la ciudad. Por eso, a finales del siglo XIX, el guarda forestal de la zona llegó a un acuerdo con los viandantes: por cada piedra que trajeran recibirían un hatillo de leña. Con estas piedras construyó la primera ermita para la Cruz del Carmen. Actualmente, en este enclave se encuentra el Centro de Visitantes del Parque Rural de Anaga, un mirador con vistas al Valle de Aguere y al Teide, una capilla y un restaurante.

El sendero comienza a la derecha del restaurante, en la señal PR-TF-10 dirección a Chinamada.  Al principio será un camino ancho y sencillo. En estos primeros pasos podemos apreciar especies características de la laurisilva como laureles, viñatigos y tejos entre otras.

Después de cruzar un  barranco por el que corre un pequeño cauce de agua, caminar por asfalto y descender la Degollada de las Escaleras, nos encontramos con las vistas del Caserío del Batán y del Barranco del Tomadero. Continuamos hasta llegar a Chinamada y nos toca hacer una parada obligatoria. Chinamada es un antiguo caserío aborigen, formado por casas-cueva que aún siguen habitadas. Una pequeña iglesia, una plaza, un mirador y un restaurante acompañan a este caserío.

Salimos de Chinamada por el sendero que parte justo detrás de la ermita, y con las vistas del Roque de los Pinos comenzamos a descender esta vez por un camino abrupto. Aquí nos encontraremos con algún mirador, desde los que podemos divisar las espectaculares costas del Macizo de Anaga, el Roque de Dos Hermanos y La Punta del Hidalgo.

Ya sólo nos queda bajar hasta el barranco, que desemboca en la playa de Dos Hermanos, lo cruzamos, y pronto llegaremos al final de nuestro recorrido. Si el día acompaña, nada mejor que un baño en las playas de Punta del Hidalgo.

Cómo llegar: La Cruz del Carmen está conectada por la TF-12, a la que se accede desde la autopista del norte TF-5 por la vía de ronda, o por San Cristóbal de La Laguna. Subiendo desde Las Mercedes hacia La Cruz del Carmen, nos encontramos con el Mirador de Jardina.  En este lugar, las vistas son espectaculares, y si no está nublado, podremos ver el Valle de Aguere coronado por el Teide. Lo más cómodo y recomendable para hacer este sendero, es dejar nuestro vehículo en el Intercambiador de La Laguna y coger una guagua hasta el Mirador de Jardina o Cruz del Carmen, líneas 076 y 077, y una vez finalicemos el sendero en la Punta del Hidalgo, coger otra de vuelta hasta la misma estación, línea 105.

Leyenda del Roque de Dos Hermanos

Cuenta la leyenda que dos hermanos guanches se enamoraron, y al prohibírseles su amor, subieron hasta la cumbre más alta y se lanzaron al vacío. Dicen que el risco se quebró en dos de dolor por el amor imposible de estos dos hermanos, y desde entonces, se le conoce como el Roque de los Dos Hermanos.

Distancia: 10,5 km

Duración: 5 horas con paradas

Desnivel: 916 m

Cota máxima: 924 m

Recomendaciones: Calzado adecuado.

Chubasquero, jersey, comida y agua.

Dificultad: Baja.

Esta página también está disponible en: Inglés, Alemán

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies