Caseríos con encanto

En Tenerife se pueden encontrar todavía caseríos tradicionales muy pintorescos  que vale la pena visitar. Son lugares con  arquitectura autóctona y un encanto  especial, situados en entornos rurales donde las tradiciones se han conservado mejor y permiten imaginar cómo era la vida en la isla en el pasado. Están enclavados en espacios naturales de gran belleza, con senderos turísticos que permiten llevar a cabo excursiones para disfrutar del paisaje y de las actividades agrícolas que se desarrollan en su entorno; plantaciones de viñedos, papas, batatas, millo, hortalizas, etc. que forman parte del paisaje y constituyen la base de la economía local. También se conservan las actividades ganaderas, principalmente de ganado caprino, que permiten elaborar quesos de gran calidad. Algunos están situados en el entorno de espacios protegidos de gran valor, como es el caso de los situados en Anaga y Teno, con una rica flora y fauna silvestre, ya sean bosques de laurisilva o vegetación menos densa de medianías con palmerales y otra flora autóctona. Entre los diversos caseríos existentes, destacan algunos como Masca, Chirche y Taganana.

El caserio de Masca se encuentra en el interior del Parque Rural de Teno, en el municipio de Buenavista del Norte, a unos 750 m de altitud y a once kilómetros del casco urbano de dicho pueblo. En esta zona se abren profundos barrancos que se abren al mar entre los altos acantilados de los Gigantes. El caserío conserva una buena muestra de la arquitectura rural canaria. En él se inicia la excursión de la bajada del barranco de Masca, caracterizado por espectaculares vistas, que termina en la playa del mismo nombre. Desde aquí, y después de un merecido baño en las cálidas aguas del Atlántico, se suele partir en barco hasta el muelle de Los Gigantes.

Chirche se encuentra a unos 800 m de altura y a cinco minutos de Guía de Isora. Se trata de un caserío tranquilo y pintoresco ideal para observar muestras de la arquitectura típica canaria. Algunas de estas casas se  han convertido en alojamientos rurales que ofrecen la posibilidad de hospedarse en un entorno privilegiado.

Taganana es un caserío pintoresco situado en el Parque Rural de Anaga, dentro del término municipal de Santa Cruz de Tenerife. Se accede por dos rutas, una que sube desde San Andrés, barrio pesquero  situado a unos siete kilómetros del centro de la capital tinerfeña y donde se encuentra la playa de Las Teresitas. La otra ruta es por Las Mercedes, en La Laguna. Taganana, como el resto de los caseríos de Anaga conserva las costumbres y la arquitectura del pasado de Canarias. Es famoso por sus vinos y por la belleza de los paisajes.  En el entorno del caserío, la riqueza natural del macizo de Anaga muestra la exuberante belleza de los bosques de laurisilva, playas casi vírgenes y roques espectaculares.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies